Preparar profesionales preparados para el futuro

Abordar la disminución de la cartera de talentos contables

Después de la pandemia, la evidencia indica un problema real con la oferta y retención de talento en la profesión contable. El problema puede variar según la jurisdicción; sin embargo, la escasez de contadores es un problema real cuando se lo considera globalmente.

Según el Wall Street Journal del 28 de diciembre de 2022, entre 2020 y 2022, más de 300.000 contables y auditores estadounidenses dejaron sus trabajos, una alarmante disminución del 17% de los contadores públicos registrados y el número cada vez menor de estudiantes universitarios que ingresan al campo no pueden parecen llenar el vacío.

Las jubilaciones de los baby boomers son sólo una parte de la razón. Los jóvenes profesionales de entre 25 y 34 años y los profesionales de mitad de carrera de entre 45 y 54 años también partieron en grandes cantidades desde 2019, según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. Los reclutadores involucrados en atraer a contadores experimentados a nuevos roles dicen que a menudo se están alejando de la contabilidad y asumiendo otros roles en los sectores financiero y tecnológico.

Según el CPA Journal de noviembre de 2022, un informe de mayo de 2022 del National Student Clearinghouse Research Center indicó que la matrícula universitaria había disminuido un 4,7 % entre la primavera de 2021 y la primavera de 2022, y siguió una disminución del 4,9 % en el mismo período anterior. Esto equivale a una caída de casi 1,4 millones de estudiantes desde que comenzó la pandemia de COVID-19 (y 2,6 millones de estudiantes durante la última década) y es la mayor caída en 50 años; el peor período de dos años anterior fue una caída de apenas el 3,3% durante 2011-2013. La pregunta es: ¿qué está causando tal disminución del interés en el programa de contabilidad? ¿Es esta tendencia reversible?

Si cree que se trata de un problema de Estados Unidos, piénselo de nuevo. Desde Australia hasta Singapur, desde Malasia hasta Nueva Zelanda, muchos países están luchando por atraer suficientes contadores a la profesión. Esta tendencia llega en un momento en el que la demanda de talento contable está en alza. Con nuevas áreas como la presentación de informes y garantía de sostenibilidad y el mayor papel que están desempeñando los contadores y auditores en áreas como la lucha contra el lavado de dinero, el análisis de datos y la seguridad cibernética, todos claman por talento contable. Naturalmente, el mercado gravitará hacia los no contables para que presten esos servicios si no se hace nada para abordar la escasez de contables. Y eso no sería de interés público si se redujeran el profesionalismo, los estándares, la calidad, la responsabilidad y la confianza en la información y las opiniones.

¿Las primeras señales de alerta?

Quizás hubo indicios de este problema inminente en años anteriores. El segmento de práctica pequeña y mediana (SMP) de la profesión a menudo se ha enfrentado al desafío de la escasez de talento. Según las Encuestas Globales de SMP realizadas por IFAC entre 2014 y 2018 , atraer talento a este segmento de la profesión siempre se ha clasificado entre los tres primeros. Aparte del problema perenne de que las SMP compitan con las empresas más grandes y pierdan personal, las más de 6000 Los encuestados de la Encuesta Global SMP de 2018 citaron que atraer a la próxima generación de talentos seguía siendo un desafío alto o muy alto debido, entre otras cosas, a las siguientes razones:

Falta de interés de los candidatos.

Mayores oportunidades en otros campos; y

Preocupación por la conciliación y la flexibilidad.

En el pasado, es posible que se considerara que estos se limitaban al segmento SMP de la profesión. Sin embargo, a la luz de la experiencia y la evidencia actuales, estas fueron probablemente las primeras “señales de alerta” para la profesión en su conjunto.

Tendencia global de talento de ACCA 2023

El reciente informe ACCA Global Talent Trend 2023 , con 8.405 encuestados, proporciona más información. Si bien se considera que una carrera en contabilidad proporciona un empleo seguro y la movilidad internacional es una propuesta atractiva, los factores que actualmente se consideran perjudiciales para los profesionales jóvenes incluyen:

Insatisfacción con los salarios, particularmente porque la inflación afecta los ingresos disponibles. La remuneración sigue siendo identificada como uno de los principales factores de atracción para los empleados.

Menos oportunidades para poder trabajar desde casa. Si bien hay firmas y compañías que han brindado tal flexibilidad, continuando con las prácticas establecidas durante la pandemia, muchas otras están revirtiendo lentamente dichas prácticas, citando la necesidad de una mayor interacción física entre el personal.

El agotamiento es un problema real para los contadores. Las largas jornadas de trabajo, que antes se consideraban una insignia de honor, se han citado como un elemento disuasorio para los jóvenes que desean unirse a la industria.

La preocupación por la tecnología, que tiene dos vertientes: el ritmo más rápido del cambio tecnológico en la profesión está “apagando” a algunas personas, especialmente a los baby boomers; para otros, se habla de que la IA se hará cargo del trabajo de los contables, aunque la mayoría de los expertos no están convencidos de que esto último vaya a suceder pronto, si es que sucederá.

Debido a estas preocupaciones, reales o percibidas, el éxodo de talento continúa y las nuevas inscripciones están disminuyendo. Por lo tanto, la profesión contable y las Organizaciones Profesionales de Contabilidad (PAO) en muchas jurisdicciones ahora tienen que sentarse y abordar esto de manera holística.

Perspectivas y posibles soluciones de CAPA

Como organismo contable regional, la Confederación de Contadores de Asia y el Pacífico (CAPA) asumió el desafío de identificar formas de revertir la inquietante tendencia a la baja en el atractivo de la profesión. En una Asamblea de Miembros en Colombo, Sri Lanka, en octubre de 2023, CAPA organizó un foro para discutir este tema.

La Presidenta de la IFAC, Sra. Asmâa Resmouki, compartió el trabajo de la IFAC en esta área, incluida la necesidad de mejorar la “marca” del contador, que en la actualidad suele ser curada en gran medida por personas que no son contadores y que retratan al contador con una imagen aburrida o negativa. Cambiar las percepciones requiere que la profesión cree nuevas narrativas y adopte las redes sociales utilizadas por las generaciones más jóvenes para promover una imagen que refleje la realidad y sea atractiva.

Varias presentaciones de los miembros continuaron preparando el escenario y estimulando ideas para un debate posterior. La información inicial compartida incluyó:

Las aspiraciones y sueños del futuro a través de la lente de la Generación Z: su interés potencial en el campo de la contabilidad, así como las perspectivas de los empleadores sobre esta generación.

Una PAO utiliza kits de herramientas y tarjetas profesionales para estudiantes de secundaria para brindar una mejor comprensión de la vida de un contador y el papel que desempeña en el éxito de las organizaciones.

Aumentar la exposición de oportunidades contables a través de semanas de carrera, ofrecer becas y permitir créditos académicos transferibles para programas de negocios generales.

Un impulso en Estados Unidos para que la contabilidad sea reconocida como una materia STEM, beneficiándose indirectamente de los incentivos actuales del gobierno para atraer a más estudiantes a estos campos.

Abogar ante los gobiernos y las agencias reguladoras para que hablen sobre los riesgos de que las organizaciones y los individuos contraten contadores no calificados, promoviendo así la importancia y el estatus de la profesión, e impactando el deseo de los individuos de ser parte de ella. Estos mensajes pueden tener influencia en determinada parte de la región asiática debido al contexto cultural.

Introducir acuerdos de reconocimiento mutuo (ARM) y ofrecer vías de membresía para contadores de otros países.

En cuanto a este último punto, la movilidad siempre ha sido un factor clave de atractivo para la profesión y, por tanto, hay que fomentar los ARM. Sin embargo, en ocasiones una consecuencia no deseada podría ser trasladar a los contadores de jurisdicciones donde ya hay pocos contadores y su presencia es importante para el desarrollo económico, a economías más avanzadas que ya cuentan con un gran número de contadores. Al igual que otras profesiones, este dilema ético no puede ignorarse. Además, trasladar a los contadores de un lugar a otro no necesariamente “aumenta el pastel total”, pero podría ser útil si alguna jurisdicción tiene un excedente de contadores.

El foro abierto dio lugar a otras ideas y posibles soluciones para abordar la disminución de las cifras:

Dividir los programas de contabilidad en módulos fundamentales (o básicos) y optativos: ya no se requiere que los estudiantes estudien temas que no están alineados con la carrera elegida.

Dividir algunos temas en módulos breves y utilizar tecnología para ofrecerlos, brindar flexibilidad en términos de cuándo y cómo estudiar y abordar las preocupaciones de asequibilidad, alineándose muy bien con el concepto de “ganar y aprender” que favorece la generación más joven.

Ampliar la cartera centrándose en la accesibilidad a la profesión por parte de graduados no contables. Los graduados en finanzas y los ingenieros de datos pueden tener algunos componentes comunes del plan de estudios con la educación en contabilidad, por lo que es fácil permitirles cambiar. Los graduados de otras disciplinas, como la sostenibilidad o las ciencias sociales, también pueden ser compatibles a medida que cambian las necesidades de la profesión contable. Es posible que se requiera que los programas de conversión o puente cumplan con todos los requisitos de membresía.

En Asia Pacífico, ciertas PAO han establecido ‘instituciones subsidiarias’ distintas de propiedad exclusiva para abordar la creciente necesidad de profesionales en dominios especializados como valoración e insolvencia, permitiendo a quienes no son contables obtener calificaciones en estas áreas. La creación de entidades separadas, derivada de restricciones constitucionales que impiden a las PAO ofrecer cursos a no miembros, permite a las PAO no sólo cerrar la brecha entre la oferta y la demanda en campos especializados, sino también fomentar la inclusión de personas que no son contadores en la profesión contable. Esto amplía el alcance y el atractivo de la profesión contable más allá de los límites tradicionales de membresía.

Llegar a estudiantes de secundaria o preparatoria mientras aún contemplan sus futuros estudios y carreras. Esto podría cambiar las reglas del juego a la hora de influir en los estudiantes para que consideren asignaturas de educación terciaria que dejen abierta la opción de unirse a la profesión contable, en un momento en el que enfrentan tantas oportunidades y opciones profesionales.

En CAPA llevamos un tiempo centrados en el sector de la profesión de Técnico Contable (TA). Un programa de AT proporciona una vía alternativa de ingreso a la profesión, en gran medida al brindar oportunidades a quienes abandonan la escuela y no siguen un camino universitario. CAPA emitió un llamado a la acción a fines de 2022 para que la profesión y las PAO consideren reconocer las AT e introducir programas de AT. Esto tiene el potencial de impactar positivamente la oferta y la calidad de los contadores.

¿Hacia dónde desde aquí?

Se requiere un esfuerzo concertado de todas las partes interesadas para revertir las tendencias observadas, y las PAO deberían liderar muchas de estas iniciativas con una narrativa convincente. Muchas PAO están muy avanzadas en la consideración del desafío y la implementación de iniciativas, y este artículo no pretende ser una lista completa de posibles iniciativas y soluciones. Otras PAO pueden evaluar más a fondo la situación en su propia jurisdicción y monitorearla cuidadosamente, adoptando y adaptando iniciativas según corresponda.

Actualmente, CAPA está colaborando con otras partes para encuestar a muchas PAO en todo el mundo, incluidos los miembros de CAPA, para comprender mejor el alcance y la naturaleza del desafío. Los resultados de la encuesta proporcionarán una imagen informada de la situación en Asia Pacífico y brindarán información para que CAPA y sus miembros la exploren.

Mientras tanto, también se alienta a las PAO a compartir ideas e historias de éxito en este espacio, de modo que otras iniciativas puedan ser consideradas y, según corresponda, replicadas por otros: la profesión contable siempre ha tenido una perspectiva muy global cuando se trata de resolver problemas multifacéticos. . Esto seguirá impulsando los cambios positivos necesarios para garantizar un futuro vibrante para esta profesión tan global.

Brian Blood

Director Ejecutivo, Confederación de Contadores de Asia y el Pacífico

La participación de Brian en CAPA comenzó en 2008. CAPA es la organización regional reconocida por la IFAC como representante de las PAO en Asia Pacífico o con interés en ella. Brian también es presidente/miembro independiente de varios comités de riesgos y auditoría del sector público australiano que involucran servicios de planificación y desarrollo estatales, transporte, salud y emergencia. Anteriormente, Brian fue socio de firmas contables globales y fue presidente de CPA Australia en 2002. Fue honrado con una Medalla del Centenario por sus servicios a la profesión contable en Australia en 2003.

Johnny Yong

Director Ejecutivo, Confederación de Contadores de Asia y el Pacífico

Antes de unirse a CAPA en julio de 2023, Johnny fue Jefe de Mercado de Capitales y Aseguramiento en el Instituto de Contadores de Malasia (MIA), donde su función principal era desarrollar directrices, estándares y materiales de orientación técnica para contadores y auditores en Malasia. Entre 2016 y principios de 2021, Johnny fue Gerente Técnico en IFAC, gestionando el Comité SMP (ahora conocido como Grupo Asesor). Anteriormente, fue socio de un proveedor de capacitación en Malasia, dirigió el departamento de práctica pública de MIA e inicialmente obtuvo su título como contador después de trabajar como artículo en BDO Malasia.}

Tomado de IFAC



Deja una respuesta