Proyecto de ley del senador Carlos Julio González plantea la necesidad de que el Estado implemente una política transversal en el sistema educativo que integre las competencias afectivas y socio-emocionales de niños, niñas y adolescentes.

Por Edwin Gutiérrez

El preocupante incremento de los casos de suicidio, el aumento de las enfermedades asociadas a la salud mental y la necesidad de dar una respuesta adecuada al matoneo escolar, son entre otras las causas que motivaron la realización de una Audiencia Pública en donde estudiantes, padres de familia, profesores, sicólogos, congresistas y entidades del Estado reflexionaron alrededor del proyecto de ley por medio del cual se incorpora al sistema educativo, el componente de competencias afectivas y socio-emocionales.

El senador Carlos Julio González aclaró que no se trata simplemente de incluir una cátedra dentro del pensum, sino que en esencia es una nueva visión “transversal”al sistema educativo en todos susniveles,comenzando desde pre-escolar.

La iniciativa trata también de abordar lo que se ha denominado “la otra pandemia”, que tiene que ver con la salud mental de los colombianos, después de superado el Covid-19.

Dentro de los signos de alarma están los indicadores dedeterioro de la salud mental, según el Ministerio de Salud el suicido es la tercera causa de muerte en nuestro país.

La ansiedad, la depresión, la deserción escolar, el consumo de sustancias sicoactivas son pan de cada día en todo el territorio nacional, sin que aparentemente el Estado se articule de manera efectiva para prevenir y atender adecuadamente cada caso.

“Cómo manejan una crisis, cómo manejan el enojo, cómo se maneja una ruptura a nivel sentimental, de eso estamos hablando en este proyecto sobre competencias afectivas”, explico el senador Carlos Julio González.

“Tenemos una preocupación por el tejido social. Qué nos está pasando como sociedad y cómo podemos aportar”, se preguntó la senadora Karina Espinosa Oliver.

En la Audiencia Púbica se escucharon aportes del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, los ministerios de Salud y Educación, la Consejería Presidencial para la Juventud, la Procuraduría General de la Nación, el Colegio Nacional de Sicólogos y la Federación Nacional de Padres de Familia, entre otros.



Deja una respuesta