En relación con la competencia de contadores públicos, es un principio de ética fundamental contemplado en el artículo 37 antes citado, siendo responsabilidad del profesional y no de la entidad, la cual puede sí apoyar la actualización de sus funcionarios y contratistas si está acordado contractualmente o a voluntad de la empresa. Pero es de la esencia del ejercicio que le corresponde al profesional mantener su conocimiento al nivel necesario para asegurar que el cliente o la entidad para la que trabaja reciban un servicio competente basado en los avances de la práctica, de la legislación y de las técnicas y actuar con diligencia, de conformidad con las normas técnicas y profesionales aplicables (ver sección 130 Anexo 4 DUR 2420 de 2015). Por lo anterior, no se pueden prestar servicios profesionales para los cuales no se tengan las adecuadas competencias

2023-0358-Obligaciones-del-contador-publico-Competencias



Deja una respuesta