-¿Qué es lo que pasa con el dólar?

-Estamos regresando a la condición prepandemia. Los mercados han entendido que se está haciendo un ajuste fiscal y que a pesar de que las medidas sean dolorosas y drásticas, hay que tomarlas por los déficits en cuenta corriente y fiscal.

-¿Usted cree que va a continuar la baja de la cotización?

-Creo que nos estamos estabilizando. El país no aguanta una revaluación.

-¿Mayor sobre $4.000 el cambio?

-Toda revaluación perjudica exportadores y estimula la importación. Lo que pasa es que hubo una expectativa muy fuerte de que aquí el dólar se iba a disparar por encima de los $5.000, pero, al contrario, volvimos a la senda histórica.

– Y el gran interrogante sigue siendo ¿dónde nos mantenemos en materia de dólar?

-Al país no le interesa una revaluación mayor, tampoco un desajuste y una volatilidad en la tasa de cambio.

-¿Usted como ciudadano, invertiría ahora comprando dólares o no?

-Yo compro dólares cuando necesito ir a un viaje al exterior. No acostumbro a tener inversiones en dólares. De hecho, soy muy conservador en mis finanzas.

-La próxima semana habrá una cumbre de ministros de Hacienda en Cartagena… –

-Si. Está convocada por los ministros de Colombia, Chile y Brasil, con el fin de buscar homogeneizar una posición frente a la ONU, al Banco Mundial, la OCDE y otros países, para decirles que queremos una tributación internacional justa, equitativa, que no solamente revise cuál es el estatuto tributario de cada país, sino cómo miramos la posición de tributación de las firmas multinacionales que tienen participación efectiva en los países, pero no contribuyen a las finanzas de los países donde intervienen, solo tributan en los de origen.

-Pero se había dicho que la cumbre se realizaría para estudiar el problema de los paraísos fiscales….

-Efectivamente se analizará el tema de los paraísos fiscales y las condiciones de cooperación internacional que debemos garantizar para que nuestros países no sirvan para esconder o resguardar recursos y sólo tributen allá.

-Este tema de los paraísos es paralelo al tema central?

-Es uno de los componentes, porque hoy tenemos la participación de plataformas internacionales de firmas que tienen presencia comercial, presencia económica. Lo que queremos es primero buscar una tributación justa y equitativa frente a los países de origen y, por otro lado afianzar unas relaciones de cooperación con los países que sirven de paraísos fiscales.

-Usted habla de qué plataformas?

-Plataformas como Amazon, Netflix. En el mundo hay una serie de plataformas que aquí no tributan. El objetivo de la cumbre es adoptar una posición conjunta de los ministros de Hacienda suramericanos y los del Caribe.

– Pero si se logra ese acuerdo, habrá tributación interna esas plataformas?

– Más adelante deberá repercutir en hacer ajustes tributarios en cada país.

– Eso qué significa?

– No estamos planteando hoy una reforma tributaria para gravar este tipo de cosas. El objetivo de la cumbre es ponernos de acuerdo en Latinoamérica para construir una posición unificada y no ir aislado a esos escenarios.

– Qué va a proponer usted en esa cumbre entre los ministros?

– Voy a proponer que efectivamente se graven las plataformas, que todo aquello que tenga presencia representativa en los países, así no tenga oficinas, tenga algún grado de retorno a los países donde se desarrolla ese tipo de actividad y que lleguemos a un acuerdo en los escenarios internacionales para qué eso se cumpla.

-¿Pero un acuerdo con quién?

-Con la ONU en la OCDE, para que esto sea una política mundial a construirse porque hoy es aislada y los países de origen no están interesados en participar.

-Por supuesto, pero el objetivo sí es gravar…

– En algún momento a eso tenemos que llegar.

– A cuanto puede llegar hoy ese tipo de evasión?

– Mire, esas cifras son tan abstractas e hipotéticas! Podría llegar a 50 billones de pesos. Este tipo de actividad económica es nueva, viene desarrollando desde hace muy poco. Pero por ahora es una cifra hipotética, es una expectativa.

-Pero si yo digo el ministro de Hacienda anuncia que habrá medidas para contener la evasión que se configura a través del uso de plataformas, digo la verdad?

– Sí señor, está diciendo la verdad, pero en la cumbre lo que vamos a buscar es un pronunciamiento común, para darle fortaleza continental exactamente a la posición de la importación de los países a través de plataformas. Que haya plataformas, sí, pero que paguen impuestos. Eso es.

– De otra parte, señor ministro, hay mucha crítica por parte de sectores económicos sobre la baja de inversión del gobierno. El cálculo es que ustedes no están invirtiendo sino el 26% de los recursos que el gobierno tiene. ¿A qué se debe eso?

-Hay dos tipos de ejecución: la presupuestal y la de caja. La primera es cuando las entidades comprometen los recursos, reciben las partidas y contratan una obra.

– ¿Cuánto se ha ido a funcionamiento y cuánto a inversión?

– Los gastos de funcionamiento del Estado al 30 de junio corresponden al 48%, o sea, en seis meses tiene la mitad prácticamente comprometida. En los gastos de inversión, está comprometido el 58%. La ejecución presupuestal en estos momentos al 30 de junio en gastos de funcionamiento es 40% comprometido y en inversión es del 27%.

– Bajísimo…..¿No le parece?

-En la inversión solamente está ejecutado en caja el 27%, pero está comprometido el 58%.

-Pero de todas maneras es una baja inversión…

-Es el desfase de tiempo entre comprometer recursos y pagarlos.

-¿Gran parte de los recursos que generó la reforma tributaria están congelados?

-La adición presupuestal, que recoge los ingresos de la reforma tributaria, fue aprobada apenas en junio y fue sancionada a comienzos de julio, hace 8 días. Yo apenas los estoy incorporando al presupuesto y las entidades del Gobierno Nacional tienen los próximos cinco meses para ejecutarlos.

– ¿Entonces lo que viene ahora en el último semestre es gran inversión?

-Ya estamos entregando certificados de disponibilidad para que todas las entidades ejecuten esto en el segundo semestre. Por eso no lo podíamos ejecutar en el primero. Ahora viene una gran inversión. En obras públicas, ya tienen los recursos para que haya cierre financiero y se resuelva una serie de tramos que se deben comenzar a construir. Y en vivienda, ya en los subsidios de cuota inicial y de tasa de interés se puede hacer cierre financiero y entrega de los inmuebles.

-¿Entonces, ministro, usted tiene algún cálculo sobre cuánto podría ascender la inversión que el Gobierno hará en el segundo semestre?

-En carreteras y vías terciarias, la ejecución será de $3 billones. Pero, desafortunadamente tenemos ahora el problema de la Vía al Llano. La alternativa es seguir construyendo este tipo de viaductos que están alejados de la montaña para evitar el impacto de derrumbes.

– ¿Teme que posibles alzas en alimentos por la incomunicación con los llanos, produzca alza en la inflación?

-Nosotros esperamos cerrar la inflación en 9.5%. Hoy está en 12%. Prevemos llegar a la meta, pero tenemos que monitorear qué pasa con alimentos.

– Hablando de inflación, señor ministro, el sector financiero ha advertido una gran baja en la solicitud de créditos. Esto parece que se está reflejando en el descenso en el crecimiento del país. ¿Qué hacer con eso?

-La baja de créditos es efectivamente una consecuencia de la desaceleración económica que está viviendo todo el mundo. La expectativa era que nosotros creciéramos este año al 1%. Creo que podemos crecer al 2%. Eso significa que vamos a crecer más o menos al doble de lo que se proyecta, no vamos a volver a la tasa del 7% ni el 11% de años anteriores.

– ¿No están influyendo las altísimas tasas de interés?

-La decisión del banco en junio fue dejarla estable. Si en julio se vuelve a tocar el tema tasas seguramente va a seguir estable. En agosto no lo se. La expectativa es que en septiembre el banco comienza a bajar tasas. Por ahora, hay una distancia entre la tasa de intervención y la inflación de 100 puntos. Por prudencia queremos mirar cómo se sigue reduciendo la inflación.

-¿Por ahora vamos a continuar en 13.25%?

-Por ahora creo que vamos a continuar así de aquí hasta septiembre.

-¿Pero entonces, ministro, el hecho de que se produzca un descenso en la solicitud de créditos supone también que eso impacta el crecimiento del país?

– Sí, y la gran pregunta que estamos haciendo es cómo vamos a lograr recuperación, porque los recursos del Estado son insuficientes. Hay que hacer cierre financiero en el que contribuyan el Estado, la banca pública y la banca privada.

-Pero, ¿ya estamos en desaceleración?

-La desaceleración económica ya la sentimos, ya está. Lo que hemos identificado es que en este segundo semestre podemos desarrollar actividades que contribuyan a reactivar la economía, con un gran impulso a obras públicas y vivienda.

– ¿Cuál es el plan de vivienda?

-El plan de vivienda tenía un desajuste entre los subsidios de la tasa de la cuota inicial y el subsidio de la tasa de interés. Hoy esos dos subsidios están alineados y dicen constructores y banca que ahora hay cierre financiero para poder entregar unidades, reactivadas. Estamos hablando de entre 35.000 y 65.000 viviendas en el segundo semestre.

-¿Lo van a lograr?

-El Ministerio de Vivienda recibió los recursos para que pueda aplicar $3.2 billones en subsidios.

-Señor ministro, ¿qué va a pasar con la Federación de Cafeteros? ¿Qué va a pasar con el Fondo del Café?

-A la Federación de Cafeteros le hemos propuesto una agenda. Le propusimos la fecha del 2 de agosto o del 16 de agosto para reunirnos y desarrollar temas.

– Qué tipo de temas?

-Queremos revisar cómo está funcionando el Fondo del Café, queremos revisar qué es lo que está pasando con los contratos de futuros que no se han cumplido. La Federación tenía que haber recibido cerca de 56,7 millones kilos de café en contratos de futuros y solo ha recibido 5,9 millones, o sea, el 10%. Y ahí hay un problema y la mayor parte de las cooperativas tienen dificultades. Y también queremos revisar en qué está el pasivo de la flota mercante grancolombiana.

-¿No se ha pagado todavía?

-No señor, y está dentro de las dificultades que tiene la Federación. Y queremos ver por qué importamos café…

-La Federación dice que es pasilla para consumo interno y dejar para exportación el mejor café…

– Queremos revisar eso.

– No está funcionando bien la Federación?

-Los exportadores privados están exportando más del 65% del café.

-Podría ocurrir que el Fondo del Café lo repartan entre Federación y privados?

-Es absolutamente necesario que hablemos con todos los actores del sector.

– Le repito: señor ministro: ¿a la Federación de Cafeteros le van a quitar los recursos del fondo?

-No le vamos a quitar los recursos del fondo. Lo que queremos es organizar, mirar cómo funciona la cadena en Colombia.

-¿El fondo lo seguirá manejando la Federación?

-Si lo sigue manejando. Tenemos que mirar es en qué estado está, cuáles son las cuentas y qué pasó con las compras de futuros.

-Eso suena a amenaza….

-No, no es ninguna amenaza.

-¿Y usted está satisfecho con la gestión del nuevo gerente Bahamón?

-No hemos todavía revisado la gestión del doctor. Eso es lo que queremos hacer.

– Ese enfrentamiento entre el presidente y el gerente no es sumamente riesgoso?

-Nosotros queremos fortalecer la institucionalidad. La Federación es un actor, pero los exportadores son otros actores, los transformadores de café son otros actores y las cooperativas son otros actores.

-¿Pero eso supone, señor ministro, que los otros actores de la industria cafetera también tendrán participación en el manejo del fondo?

-No. Significa que queremos organizar el encadenamiento que hay aquí y que no hablemos solamente con un actor y a los demás los dejemos olvidados.

-Organizar quiere decir, señor Ministro, que el gerente de la Federación no lo está haciendo bien?

-No se trata del señor Bahamón. Esto es un proceso que viene de atrás. Los exportadores privados han venido ganando el espacio. Las cooperativas existen desde hace mucho tiempo, pero hoy tienen dificultades y hay unas quebradas. ¡Lo que buscamos es fortalecer la institucionalidad!

– Pero la elección de Bahamón le costó el cargo a su antecesor, el ex ministro Ocampo. ¿Eso fue institucionalidad?

-Nosotros no estamos pensando en cambiar a Bahamón ni nada por el estilo. Queremos simplemente conocer bien y organizar la cadena del café.

– ¿La renuncia de la señora Ministra de Minas podría provocar un cambio en toda la política económica desde el punto de vista de hidrocarburos?

-No, no tiene por qué provocar cambios. La política sigue siendo igual. Y aquí si valiese la pena señalar ¿qué pasa con los contratos de exploración? Hay 202 contratos de exploración vigentes en Colombia. Hay 17 millones de hectáreas concesionadas.

Ver la entrevista de El Tiempo

minhacienda-eltiempo



Deja una respuesta