“Colombianos no están demandando un sistema pensional público o uno privado, lo que están pidiendo es un mejor sistema pensional”: Santiago Montenegro Trujillo

Sector que administra recursos propiedad de 19 millones de trabajadores reitera importancia de preservar modelo pensional que ha generado ahorro de más de $380 billones. Gremio insiste en que es la garantía para proteger a los jóvenes de hoy y de mañana en su vejez.

Montenegro hizo ardua defensa de derechos como la libertad de elegir y la propiedad del ahorro individual. “Por sobre todas las cosas, los colombianos debemos dar un nuevo y renovado significado a los valores perennes de la libertad y la justicia”.

El dirigente le pidió al Congreso priorizar el bienestar de los colombianos “que esta reforma sea una luz de esperanza en un país que hoy enfrenta una gran incertidumbre, pero que también debería proyectar una luz de esperanza en un futuro de inmensas posibilidades para nuestros hijos, nietos y todos los que vendrán después”.

Bogotá, septiembre 11 de 2023. En una nueva intervención ante el Congreso de la República, que en los próximos días retomará la discusión formal del proyecto de reforma pensional en plenaria del Senado, el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro Trujillo, hizo un llamado a los congresistas para que analicen concienzudamente la iniciativa, consideren los diversos puntos de vista y estudios técnicos sobre el sistema pensional y que, sobre todo, adopten la mejor decisión y prioricen el futuro de los actuales jóvenes y el de las próximas generaciones.

“Los colombianos no están demandando un sistema pensional público o un sistema pensional privado; los ciudadanos de Colombia están demandando un mejor sistema pensional”, explicó Santiago Montenegro ante la audiencia pública que convocó el Senado como preámbulo de la próxima discusión del proyecto gubernamental. El economista planteó su preocupación, no solo como dirigente gremial, sino también como ciudadano.

“Hoy quiero hablar por los que no tienen voz en este debate, recordar a los millones de jóvenes y adultos mayores ausentes, hombres y mujeres angustiados porque, por el desempleo y la informalidad no tendrán suficientes semanas de cotización para acceder a una pensión, pero que sueñan con tener seguridad y tranquilidad en la vejez”.

En este sentido Montenegro mencionó algunos casos como el de “Camilo, un joven estudiante universitario de Cali, quien, como otros 17 millones de cotizantes a los fondos de pensiones, ve con preocupación que tendrá que cotizar tres años más para obtener su pensión debido a que ya no podrá hacerlo con 1,150 semanas, sino que necesitará 1,300 semanas si se aprueba el proyecto de reforma pensional”, o como el de “Patricia, de Piendamó, Cauca, una mujer quien, como otros 17 millones de colombianos, está cotizando por menos de tres salarios mínimos legales, por lo que, con esta reforma pensional, perderá la propiedad de sus ahorros porque será obligada a cotizar el 100% de ellos a un fondo “bolsa” común.

Estando en esta “bolsa” común, ya no recibirá su extracto que le diga cuánto dinero ha cotizado y qué rentabilidad ha obtenido en el tiempo, porque cuando un ahorro es de todos, como pasa en un fondo común, al final, es de nadie”.

El economista hizo una férrea defensa del ahorro pensional y del modelo que en 30 años ha permitido construir $381 billones, al cierre de agosto, peso a peso propiedad de 19 millones de afiliados al régimen privado.

“Quiero respetuosamente pedirles que este proyecto de ley acoja los cambios necesarios para que el sistema pensional esté basado en el ahorro y la capitalización individual, que es la mejor forma para enfrentar la transición demográfica y el envejecimiento de la población; un sistema que mantenga la propiedad de los ahorros a nombre de los trabajadores; que les permita la libertad de elegir quién les administre sus ahorros entre entidades públicas y privadas que funcionen bajo las mismas reglas y que mantenga el derecho a heredar en los hijos y otros familiares los ahorros”.

Una audiencia en que las AFP también participaron, en defensa de los derechos de sus afiliados. “Hago un respetuoso llamado al Congreso, a construir con optimismo un mejor sistema que no nos devuelva al Seguro social del pasado. Defiendan la capacidad de las nuevas generaciones de construir un ahorro para su vejez y aseguren un legado duradero para todos”, manifestó la presidente de Colfondos, Marcela Giraldo durante su intervención.

Por su parte, Miguel Largacha Martínez, presidente del Fondo de Pensiones y Cesantías Porvenir, destacó los aspectos positivos de la reforma y reiteró la necesidad de llevar a cabo “la mejor reforma integral de protección a la vejez para los colombianos que entregue más y mejores beneficios pensionales, focalice los subsidios en la población más vulnerable, y permita tener un sistema que sea sostenible en el tiempo”.

También señaló, en el marco de esta discusión, la importancia de realizar ajustes al proyecto de Ley pues existen varios elementos que aún generan preocupación, entre ellos que “esta reforma no aumenta la cobertura pensional y desmejora los beneficios en el pilar semicontributivo para los afiliados al Régimen de Ahorro Individual ya que tendrán una menor rentabilidad en el Régimen de Prima Media”. Agregó que deberá revisarse el umbral de cotización con el objetivo de “minimizar los efectos del costo fiscal, el impacto en el ahorro y la permanencia de los subsidios, los cuales deben ir a quienes realmente lo necesitan. También es necesario dar claridad en las reglas que definirán la pensión de los afiliados que devengan más del umbral”.

Mientras que el presidente de Protección, Juan David Correa, recordó que “un sistema económico que quiere proteger a sus adultos mayores y a sus futuras generaciones debe garantizar que el sistema pensional sea parte del modelo integral de ahorro de la nación, que enfoque los subsidios en quienes más lo necesiten, que estimule el desarrollo del mercado de capitales y de la economía y que no comprometa el futuro de las próximas generaciones. Es decir, que no haya una acumulación incremental de deuda pensional, sino que, por el contrario, se estimule la construcción de ahorro individual. Solo así, y bajo principios de cobertura, sostenibilidad y equidad y podremos rediseñar un sistema que garantice un futuro con bienestar para los colombianos de hoy y del futuro”.

Por su parte, el presidente de Skandia, Santiago García, insistió en la necesidad de proteger el futuro: “La reforma les quita el derecho a los colombianos, pero sobre todo a los más jóvenes, sobre la propiedad de sus ahorros para la vejez, el derecho a elegir quién se los maneja, y el de poder heredarlos a sus descendientes o beneficiarios, así como el derecho a decidir cuándo se pueden pensionar”.

Cabe recordar que el sistema pensional actual deja por fuera a 14 millones de trabajadores que están en la informalidad y solo entrega pensión para la vejez a 1 de cada 4 personas. Esta reforma no corrige ninguno de los problemas estructurales del sistema pensional.

Con la excusa de dar un subsidio mayor a los adultos mayores más pobres, que podría entregar el gobierno hoy sin necesidad de ley, solo con voluntad política, atenta contra el futuro pensional de millones de colombianos. De la misma manera, el proyecto solo tiene como objetivo darle mayores recursos a Colpensiones, sacrificando los derechos de millones de colombianos; no ahorra lo suficiente y facilita que ese ahorro pueda ser desviado para otros fines, y deja un problema mayúsculo que no podrá ser resuelto en los próximos 40 años.

Los retos son inmensos y, por eso, Asofondos insiste en que el nuevo sistema debe considerar a los segmentos más vulnerables, sin poner en riesgo el ahorro que es la garantía para proteger a los trabajadores cuando estén en su etapa de vejez.

Por último, Montenegro les pidió a los congresistas “que esta reforma pensional sea una luz de esperanza en un país que enfrenta una gran incertidumbre en el presente, pero que debería proyectar también una luz de esperanza en un futuro de inmensas posibilidades para nuestros hijos, nuestros nietos y para todos los que vendrán después”, planteó.

Aquí puedes leer el discurso completo de Santiago Montenegro, presidente de Asofondos.



Deja una respuesta