Ahorro en cesantías, propiedad de los trabajadores, llegó a $19,2 billones al cierre de 2023

Dicho ahorro aumentó un 21,1% en 2023 ($3,3 billones), mientras que los afiliados alcanzaron a 9,8 millones (medio millón más que año inmediatamente anterior).

En 2023 trabajadores retiraron de su ahorro en cesantías más de $9,1 billones, esto es, $1,2 billones más que 2022.

Los usos de las cesantías con mayor participación fueron: terminación de contrato, $3,27 billones (36% de los retiros); mejora de vivienda o liberación de deuda registraron retiros por $2,74 billones (30,2%), mientras que para adquisición de vivienda se usaron $216 billones (23,7%).

Bogotá, 22 de enero de 2024. Las cesantías, uno de los mecanismos de ahorro más importantes para los trabajadores, mostraron un repunte en su monto total al cierre de 2023. Es así como este ahorro, administrado por Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia, registró un nuevo máximo: $19,2 billones, cifra superior en $3,3 billones (+21,1%) frente al total observado en 2022. De igual manera, en el último año llegaron medio millón de nuevos trabajadores, de modo que el número de afiliados alcanzó los 9,8 millones.

“Nuevamente el balance para 2023 nos muestra que las administradoras privadas como Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia siguen siendo la opción preferida por la mayoría de los trabajadores, quienes les han confiado la gestión de sus cesantías, con muy positivos resultados, como muestran las cifras”, destacó Santiago Montenegro Trujillo, presidente de Asofondos.

Lo que muestran las cifras 2023: así usaron sus cesantías

En un año de ajustes políticos y económicos, las cesantías, mecanismo de protección para los trabajadores colombianos, especialmente para los de menos ingresos, mostraron nuevamente ser su gran aliado, como lo revela el último reporte de Asofondos: los afiliados a las cuatro administradoras usaron sus cesantías en un valor de $9,1 billones para 2023; es decir, los retiros en ese periodo crecieron 15% con respecto a 2022. “Con estos recursos, muchos trabajadores se apoyaron para afrontar coyunturas como la pérdida de empleo, ayudándolos a solventar sus gastos mientras lograban reincorporarse laboralmente. Igualmente fueron un apoyo en la consecución de vivienda, o en la inversión en su educación o la de los suyos”, explicó Montenegro.

Cumpliendo con su objetivo original, es decir, la protección del trabajador al momento de quedar cesante, por terminación de contrato los trabajadores usaron más de $3,27 billones, lo que representó 36% de los retiros totales. Con respecto a 2022, este causal tuvo un crecimiento de 12,6%.

En cuanto a los usos correspondientes a vivienda y educación, el balance de Asofondos revela que en 2023 los afiliados a las AFP retiraron $2,74 billones para mejora de vivienda o liberación de deuda, y $2,16 billones para compra, rubros que representaron aproximadamente 54% de los retiros totales.  “La participación de estas causales de retiro ha sido constante en los últimos años, pues con estos recursos miles y miles de colombianos han generado mayor bienestar para ellos y para los suyos”, destacó Montenegro.

En cuanto a otro uso importante, educación, en 2023 los trabajadores retiraron $0,7 billones, representando el 7,7% de los retiros. Esto implicó un aumento de 20,8% en el valor de los retiros frente a lo observado en el año inmediatamente anterior.

 

Los trabajadores que gozan de esta prestación social verán reflejados sus pagos a lo largo de las próximas semanas. A más tardar, el 14 de febrero los empleadores consignarán esas cesantías en el Fondo de Cesantías al que estén afiliados sus trabajadores.

Video de Daniel Wills, vicepresidente Técnico y de Estudios Económicos de Asofondos.



Deja una respuesta