¿Se pueden corregir las declaraciones tributarias?

Corregir una declaración tributaria es presentarla nuevamente a través del diligenciamiento de un nuevo formulario con los requisitos legales omitidos en la declaración anterior, de manera que se eliminen los errores u omisiones de la declaración inicial, incluyendo los nuevos valores o modificando los datos informados anteriormente.

La declaración corregida de acuerdo con los procedimientos señalados por las normas tributarias tiene el mismo valor legal y goza de presunción de veracidad, por lo cual la presentación de la declaración de corrección cumplidos los requisitos legales sustituyen la anterior.

Siempre que se haya iniciado un proceso de fiscalización, el contribuyente está en la obligación de informar la última declaración de corrección al funcionario de la administración de impuestos, si no lo hace no podrá alegar la nulidad procesal con base en la declaración de corrección.

Los procedimientos de corrección de las declaraciones tributarias realizadas voluntariamente por el contribuyente o declarante son dos y están establecidos en los artículos 588 y 589 del Estatuto Tributario.

La aplicación de uno u otro dependerá del hecho que se pretende corregir.

Según el artículo 588 del Estatuto Tributario (E.T.), el declarante elaborará otra declaración tributaria con el cumplimiento de los requisitos señalados en la ley, según el tipo de corrección.

En el caso de las correcciones que disminuyen el valor a pagar o aumentan el saldo a favor, así como las correcciones que impliquen incrementos en los anticipos del impuesto para ser aplicados a las declaraciones de los ejercicios siguientes, salvo que la corrección del anticipo se derive de una corrección que incrementa el impuesto por el correspondiente ejercicio, se debe seguir lo establecido en el artículo 589 del Estatuto Tributario, que consiste en presentar la nueva declaración por el medio al que se encuentra obligado el contribuyente, dentro del año siguiente al vencimiento del término para presentar la declaración, sin perjuicio de la facultad de revisión, la cual se contará a partir de la fecha de la corrección.

Fuente:Comunidad Contable