Plazo para declarar y pagar el impuesto complementario de normalización tributaria.

Este nuevo impuesto fue creado en la Ley 1943 de 2018, para el año 2019, complementario al impuesto sobre la renta y al impuesto al patrimonio. Está a cargo de los contribuyentes del impuesto sobre la renta que tengan activos omitidos o pasivos inexistentes a 1 de enero del año 2019.

Se entiende por activos omitidos aquellos que no fueron incluidos en las declaraciones de impuestos nacionales existiendo la obligación legal de hacerlo.

Por otra parte, se considera un pasivo inexistente, el revelado en las declaraciones de impuestos nacionales sin que exista un soporte válido de realidad o validez, con el único fin de aminorar o disminuir la carga tributaria a cargo del contribuyente.

El plazo de declaración, liquidación y pago, se debe realizar a más tardar el 25 de septiembre de 2019, en una declaración independiente, sin importar el número del NIT y no permite corrección o presentación extemporánea.

En el Decreto 608 del 8 de abril del 2018 fue ratificada la fecha límite del 25 de septiembre de 2019.

Los contribuyentes del impuesto sobre la renta que no tengan activos omitidos o pasivos inexistentes a 1º de enero de 2019 no serán sujetos pasivos del nuevo impuesto complementario de normalización, salvo que decidan acogerse al saneamiento establecido en el artículo 48 de la mencionada ley.

La base gravable del impuesto complementario de normalización tributaria deberá determinarse con base en el artículo 44 de la mencionada ley. Se debe tener en cuenta que cuando el contribuyente normalice activos en el exterior y los invierta con el fin de que permanezcan en el país, la base gravable del impuesto complementario de normalización tributaria será del 50%. Estas inversiones deberán realizarse antes del 31 de diciembre de 2019 y permanecer en el país por un período no inferior a dos años.

No habrá lugar a la comparación patrimonial ni a renta líquida gravable por concepto de declaración de activos omitidos o pasivos inexistentes.

La tarifa del impuesto complementario de normalización tributaria es del 13%.

Este impuesto se somete a las normas sobre declaración, pago, administración y control contempladas en los artículos 298, 298-1, 298-2.

Los activos del contribuyente que sean objeto del nuevo impuesto complementario de normalización tributaria deberán incluirse para efectos patrimoniales en la declaración del impuesto sobre la renta y complementarios del año gravable 2019 y de los años siguientes cuando haya lugar a ello y dejarán de considerarse activos omitidos.

Fuente: comunidadcontable