Estas son las etapas de una auditoría de estados financieros

Una auditoría de estados financieros consta de tres etapas diferenciadas: planificación, ejecución y emisión de conclusiones y reporte. La primera se centra en determinar qué eventos podrían ocurrir para causar un error significativo en los estados financieros, cuya ejecución requiere al menos de un nivel intermedio de conocimiento acerca de las fuentes de riesgo del negocio y del cliente, así como de determinadas habilidades profesionales, mientras que la segunda trata de determinar si ocurrieron los eventos identificados, dando lugar a algún error significativo en los estados financieros, la cual puede ser desempeñada por auditores con menos experiencia, mediante pruebas de mitigación de riesgo básicas. No obstante, exige del conocimiento suficiente de los fundamentos de la auditoría financiera. Por último, indicó el Consejo Técnico de la Contaduría Pública, la tercera etapa está orientada a los resultados del trabajo, mediante la emisión de la correspondiente opinión de auditoría basada en la evidencia obtenida. Su ejecución exige un nivel de formación avanzado, con capacidades cognitivas y profesionales. 

Fuente: Legis